Buscar
  • luisantoniovazquez1

Spaguetti alla Gennaro

Actualizado: 11 may

Se trata se una receta simplísima y el colmo de la cucina povera, pero realmente exquisita. Nació en la Campania y, concretamente, en Nápoles, y debe su nombre a su patrón San Gennaro. Fast food povera para cualquier día de la semana. Con una buena jarra de vino tinto fresco os sentiréis como un vero napolitano en una trattoria.


Ingredientes: (para dos comensales) 200 grs. de spaghetti de calidad ( v. g.Garofallo), 4 anchoas, una taza de migas de pan del día anterior de calidad, 1 cucharadita de orégano seco, 2 dientes de ajo, 1 peperoncino (1 pequeña guindilla, opcional), 6 cucharadas de AOVE de arbequinas u hojiblanca, unas hojas de albahaca, agua, dos cucharadas de sal gruesa

Procedimiento:
1. Cocer la pasta en agua hirviendo que la cubra suficientemente con la sal gruesa, conforme al tiempo marcado por el fabricante. La pasta fresca fatta a casa es otra cosa. Otro día hablaremos de ella. De momento nos conformamos con la pasta seca, que si es de calidad es buena.
2. Entretanto se cuece la pasta, salpicamos levemente con agua las migas de pan desmenuzadas, como si fueran migas extremeñas. Tras un breve reposo, las salteamos en la sartén con 2 cucharadas de AOVE y un diente de ajo machacado con su piel, hasta que estén levemente doradas y crujientes, pero jugosas por dentro. Reservamos en un bol.

3. Finalmente en la misma sarte´n sofreímos en 4 cucharadas de AOVE el otro diente de ajo laminado finamente con un toque de guindilla, si se desea; añadimos las anchoas picadas y el orégano, e incorporamos la pasta con un par de cucharadas del agua de su cocción (se llama "mantecare la pasta"). Removemos circularmente y servimos con las migas desmenuzadas y unas hojas de albahaca, si se desea.

Consejo: Yo también hago las migas añadiendo las anchoas picadas al final para que cojan su sabor, y prescindo de ellas en el sofrito. Ambas opciones esta´n bien, cuestión de gustos.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Zarangollo