Buscar
  • luisantoniovazquez1

Guiso de salchichas frescas & patatas (De Puglia)

Actualizado: 11 may



Ingredientes (para dos comensales): 6 salchichas frescas (imprescindible que sean frescas), 4 patatas medianas, una cebolla (mejor chata de Betanzos) o cebolleta, 2 dientes de ajo, la piel de un limón muy fresco (sin el alvedo o parte blanca), 4 hojas de laurel (preferiblemente frescas), unas ramitas de hinojo silvestre (opcional), medio vaso de vino blanco seco ( un manzanilla o Fino de Jerez), un chorro de caldo de ave (opcional), un buen chorro de AOVE, sal, pimienta negra.

Procedimiento:
1. Trocear las salchichas en tres partes y dorarlas en el aceite. Reservar.

2. Trocear las patatas en cuatro partes longitudinales - o incluso en ocho partes, según tamaño-, a modo de gajos (si son nuevas, con su propia piel), lavarlas, secarlas y dorarlas en el aceite con sal y pimienta. Reservar.

3. Cortar en juliana la cebolla pelada y golpear los ajos con su piel. Dorar levemente en el aceite restante (o añadir más, si fuere necesario) con pizca de sal.

4. Incorporar todos los ingredientes junto con las hojas de laurel y las pieles de limón. Verter el vino y el chorro de caldo de ave, si se desea, y tapar. Dejar que se cocine a fuego medio-bajo con su vapor unos quince minutos. Deberá quedar prácticamente todo el líquido evaporado. Se comprueba el punto pinchando la patata.




Consejos: Si no se llegase a cocinar del todo la patata, se puede añadir un chorrito de agua o caldo de ave y proseguir la cocción algunos minutos más. A comer con un rico tinto joven y fresco.
Buscad siempre la máxima calidad en todos los ingredientes, pues eso es elevar la cucina povera al cielo del paladar. Todo esto requiere dedicación y esmero para ponerse al nivel de los detalles más aparentemente insignificantes. La buena cocina es una armonía de buenos productos tratados con un amor infinito.

Hay una variante de este plato: consiste en añadir unas ramitas de hinojo silvestre, que le aporta unos toques anisados, muy acordes con el limón y el laurel.

Sensaciones: Esta receta sirve para todas las estaciones, pero es ahora en invierno cuando los limones exhalan un aroma muy fragante. Hago especial hincapié en la calidad del limón. Disfruta de este magnífico plato, que repetirás muchas veces en tu vida, por esa conjunción de aromas que emociona.



57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo